Pitbull queda embarazada de un pinscher miniatura y tiene que ser sometida a una cirugía

Pitbull queda embarazada de un pinscher miniatura y tiene que ser sometida a una cirugía

La Pit bull Kiara, quien se hizo conocida en Internet después de parecer embarazada supuestamente por el pinscher Thor, perdió los cachorros que estaba esperando. Tuvo que someterse a una cirugía después de que una ecografía detectara que los cachorros en gestación no tenían más latidos cardíacos.

La cirugía terminó alrededor de las 4:30 pm y ella se está recuperando del procedimiento. Los veterinarios descubrieron que Kiara tenía un tumor en el mesenterio, que terminó comprimiendo su útero e impidiendo que continuara el embarazo. El tumor también se extirpó durante la cirugía.

Como es protocolo en casos como este, fue esterilizada durante la cirugía. La dueña de Kiara, la cirujana dental Bruna Karoliny Matos, se mantiene alerta ante los cuidados de la perrita.

Kiara y Thor cuando los dos eran cachorros - Foto: Archivo personalKiara y Thor cuando los dos eran cachorros

El caso fue muy sonado, ya que se cree que la perdida de los cachorros se debe al cruce inesperado. Thor es mucho más pequeño que Kiara y es por eso que los propietarios nunca imaginaron la posibilidad de que se reprodujeran. Personas de varios estados se pusieron en contacto con Bruna Karoliny para preguntar por los cachorros, que fueron prometidos a sus amigos y familiares.

.

Durante el embarazo, el comportamiento agitado de la pitbull causó preocupación en los dueños, quienes no se había dado cuenta de que estaba a punto de dar a luz. En un principio, los veterinarios consideraron que podría haber perdido a los cachorros por una caída, pero la posibilidad se descartó tras el descubrimiento del tumor.

El caso

Los dueños de Kiara y Thor buscaron ayuda porque notaron que la barriga del pitbull estaba hinchada y pensaron que podría estar enferma. “Pensamos que era sedentaria, porque estaba subiendo de peso”, dice Bruna. La sorpresa fue grande cuando se enteraron de que estaba embarazada.

Incluso revisaron las cámaras de seguridad para asegurarse de que nadie entrara ni saliera de la casa. “A ella realmente le gusta estar acostada en la puerta con las cuatro patas levantadas”, dice Bruna.

    

El veterinario explicó que ese embarazo es posible, pero que la ‘misión’ del pinscher no fue fácil.

“Tenemos problemas anatómicos ahí, problemas físicos. La hembra es muy grande y el macho muy pequeño. Pudo haberla montado con ella acostada”.

El caso deja una enseñanza a los dueños de perros grandes y muy pequeños, y es que por el tamaño de los canes no se puede ignorar el hecho de que puedan quedar en embarazo.Vea más noticias de la región en el G1 Tocantins.