Policía encuentra una perrita callejera y no se apartará de ella hasta que sepa que está a salvo

Policía encuentra una perrita callejera y no se apartará de ella hasta que sepa que está a salvo

Este cachorro callejero no tenía un amigo en el mundo, hasta que encontró a la persona que lo ayudaría a cambiar su vida para siempre. El oficial Kareem Garibaldi, del Departamento de Policía de Lakeland de Florida, encontró a la pequeña y solitaria mezcla de pitbull-boxer deambulando por un vecindario mientras patrullaba una mañana. Como no llevaba collar, el oficial no pudo localizar a su dueño. Entonces, la llevó de regreso a la estación y luego a casa con él cuando terminó su turno.

Al día siguiente, intentó una vez más encontrar al dueño del cachorro, pero nuevamente fue en vano. Pero cuando Garibaldi terminó de trabajar esta vez, hizo más que asegurarse de que ella estuviera a salvo.

A primera hora de la mañana, después de su tercer turno de 12 horas, Garibaldi llevó al cachorro a la SPCA Florida para un chequeo. Al llegar al trabajo, la gerente de la red de seguridad del refugio, Connie Johnson, se conmovió al ver cuán dedicado estaba el oficial con perrito que tenía bajo su cuidado.

“Entré, y fue entonces cuando lo vi a él y al cachorro”, le dijo Johnson a The Dodo. “Estaba agotado, durmiendo junto al perrito. Fue uno de esos momentos que simplemente te agarran el corazón. Estaba tan decidido a conseguir su ayuda”.


Durante las siguientes tres horas, Garibaldi siguió esperando mientras los veterinarios evaluaban al perro, que, además de tener algunos ácaros, se encontraba en buen estado de salud.

“Claramente fue una acción desinteresada. No estaba pensando en irse a dormir a casa. Estaba pensando en lo que podía hacer para ayudar a este cachorro a sobrevivir”, dijo Johnson. “De hecho, se despertó en un momento solo para ver si ella estaba bien, luego se volvió a dormir”.

Después del chequeo, Garibaldi llevó al cachorro, más tarde llamado Hope, de regreso a la estación de policía, y ahí es donde la feliz historia toma un giro aún más feliz. Fue allí, dice Johnson, donde un despachador vio al cachorro y se enamoró.

Efectivamente, Hope fue adoptada ese día.

El acto de servicio desinteresado de Garibaldi para asegurarse de que el pobre cachorro estuviera a salvo le ha valido una gran cantidad de elogios, y por una buena razón.

“Este caballero tiene un gran corazón. Realmente, realmente se preocupaba por el resultado médico de ese cachorro y porque consiguiera un hogar”.

Fuente

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are makes.