Noticias

📹 Iba A Salvar A Un Cervatillo Arrollado En La Carretera, No Creerás Lo Que Sucede Al Final

Para quienes viven en zonas rurales o montañosas es muy habitual encontrarse con animalitos arrollados en la carretera. Se trata de animales salvajes que no tienen idea del peligro que puede representar un auto a gran velocidad. Es una situación bastante triste, pero muy común.

Ver vídeo 👇

Imagina ir manejando por la carretera y de repente visualizas un pequeño bulto en la mitad. Seguramente, te esperarías lo peor, ¿cierto? Más aún si luego de detenerte y bajarte de tu auto el animalito aún no se echa a correr como es de esperarse con un animal salvaje.

Una historia similiar vivió un hombre llamado Steve Knoop, quien mientras viajaba con sus amigos, notaron a un pequeño cervatillo acostado en la mitad de la carretera. El grupo decide parar su auto para intentar socorrer a lo que parece ser un cervatillo herido. Quizás preparados para presenciar algún momento triste, deciden grabar el momento.

Luego de observar detenidamente, notan que el animalito aún respira, y no tiene señales de encontrarse herido, por lo que descartan que haya sido arrollado. Sin embargo, el pequeño no se mueve. Luego de unos segundos, descubren a la mamá a un lado de la carretera, expectante sobre el grupo de extraños que rodean a su bebé.

Debido al pequeño tamaño del cervatillo, pueden asumir que acaba de nacer y quizás no puede moverse por si mismo. Por lo que deciden moverlo a un lado de la carretera. Si bien el pequeño se encuentra bien, dejarlo allí en medio de la carretera podría significar un peligro para él, frente a la aparición de algún conductor desprevenido.

Luego de unos segundos de duda, el hombre se acerca al cervatillo y lo levanta entre sus brazos. El pequeño se mueve repentinamente, asustándolo. “No lo dejes caer” dice una de la voces del improvisado grupo de rescate.Con mucho cuidado, lo coloca en el suelo, tomando la precaución de mantener cierta distancia de la carretera.

Apenas el cervatillo toca el suelo, su reacción sorprende increíblemente a todos. El animalito echa a correr tranquilamente en dirección a su mamá. Demostrando que no se encontraba enfermo ni tenía ningún problema. Quizás sólo estaba intentando tomar una siesta.

Para alegría de Steve y sus amigos, no se trataba de otro animalito arrollado. Sin embargo, su buena acción seguramente le salvó del peligro. Historias como esta hacen pensar en todas las cosas buenas que los humanos aún tenemos para ofrecer.