Robin, el último perro rescatado de una granja de carne, tenía miedo de dejar su perrera

Los grupos coreanos de protección animal han unido fuerzas con Humane Society International / Corea para salvar a 50 perros en una granja de carne de perro en la ciudad de Yongin después de que las autoridades cerraran las instalaciones.
Entre ellos estaba Robin, el último de los 50 perros rescatados, que aún no podía creer que todo fuera para mejorar.

Los rescatistas encontraron a los perros encerrados en jaulas de metal sin agua ni comida adecuada, después de que los cuatro granjeros que administraban la granja se mudaran de la propiedad siguiendo una orden de demolición de las autoridades locales.

Mira el momento en que fue sacado de su oxidada jaula de metal, mientras da el primer paso hacia una nueva y prometedora vida. Aunque no estaba seguro y tampoco lo sabía en ese momento, su vida cambiará permanentemente.

Los animalistas intervinieron y trabajaron junto con las autoridades locales para salvar a los perros y que las estructuras pudieran ser demolidas. Los animales rescatados están siendo atendidos en Corea del Sur.

¡Gracias a estos héroes, los peludos tendrán una nueva vida!

Leave a Comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Habitante de la calle perdió la vida y su perro se negaba a separarse del cuerpo

El perro de Karol G estaría en peligro de extinción

Conoce al impresionante lince canadiense de patas grandes: uno de los felinos más grandes y raros del mundo