Noticias

Simba, el cachorro que iban a sacrificar porque no jugaba

El pequeño cachorro llamado Simba, la cual le estaba pasando algo malo a su cuerpo y vez de ser llevado al veterinario su dueño quería acabar con su vida porque “no quería jugar”.

Cuando más amor y ayuda necesitaba, lo abandonaron.

Un equipo de rescate de perros con sede en Ciudad del Cabo (Sudáfrica) llamado SideWalk Specials intervino antes de que fuera demasiado tarde para este cachorro y descubrió la razón detrás de la aparente depresión de Simba.

Una vez que un veterinario lo revisó determinó que tenia una garrapata que le había causado fiebre y otras enfermedades. Tenía 50% de probabilidad de recuperación. Pero sus salvadores no iban a darse por vencidos, así que lo salvaron de una eutanasia segura.

 

Le encontraron un hermoso hogar adoptivo, donde iba a recibir cuidado y amor hasta que se recuperara por completo.

En su nueva casa, conoció a su nuevo hermano mayor que lo cuidó y le dio mucho amor. Esta nueva compañía hizo que Simba sintiera mucha más confianza en sí mismo, asegurándole que es un perrito amado.

 

El perrito está feliz con su nueva vida y su nueva familia. ¡Tiene la mejor familia! Se divierte mucho corriendo con su enorme jardín trasero con su hermano canino. Ambos se divierten mucho y rápidamente se convirtieron en los mejores amigos.

Simba ahora es más fuerte y más feliz. Ahora jamás tendrá que preocuparse por ser maltratado o ignorado nuevamente.

Sidewalk Specials

Fuente: este post proviene de Mi Canino, donde puedes consultar el contenido original.