🌎 Actualidad

Su piel estaba tan pegada que perdió la circulación. ¡Mira como luce ahora!

Los dueños de este pequeño poodle llamado Bobb eran indigentes, por eso, nunca pudieron cuidarlo apropiadamente. No había visitado la peluquería canina en más de diez años, así que podrán imaginar lo apelmazado que estaba su pelaje.

Facebook/Amaze-Bobb
Facebook/Amaze-Bobb

La organización Synergy Animal Rescue lo recibió e intentó ayudarlo. Su pelaje estaba tan pegado que cortó la circulación de una de sus piernas y la autoamputó. Después de cortar su pelo, descubrieron otra patita herida; la circulación había empeorado tanto que también tuvieron que amputarla.

Además, removieron muchos de sus dientes, pues se estaban pudriendo. ¡Después de esa sesión de belleza, parece un perrito nuevo y mejorado!

Facebook/Amaze-Bobb
Facebook/Amaze-Bobb

Una mujer llamada Megan Lundberg adoptó a Bobb y lo cuida con mucha dedicación. Investigaron para saber si podía recibir prótesis, pero le causaría mucho dolor. Mientras tanto, se acostumbre a andar con dos patitas y no parece ser difícil para él.

Para manterse fuerte, Bobb recibe terapia física.

Facebook/Amaze-Bobb
Facebook/Amaze-Bobb

A pesar de las dificultades, Bobb es un perrito energético y muy juguetón. “En menos de un mes, lo hemos visto relajado, adaptándose bien a su ambiente y recordando lo genial que es ser un perro. Empezó a demostrar interés por los juegos y es muy curioso, buscando siempre explorar e investigar su nuevo mundo”, declaró Lundberg para Inside Edition.

Facebook/Amaze-Bobb
Facebook/Amaze-Bobb

Bobb es un perro asombroso que no sabe ni le importa lo diferente que es. Tiene una familia de humanos, perros y gatos que lo aman.

Facebook/Amaze-Bobb
Facebook/Amaze-Bobb

Puedes seguir las aventuras de Bobb en su página de Facebook .

Facebook/Amaze-Bobb
Facebook/Amaze-Bobb

Aprende más sobre este perrito con su video:

Fuente