🌎 Actualidad

Un extraño perro se acerca diariamente a su casa para dormir la siesta, hasta que encuentra una nota pegada a su collar.

En el texto que sigue, conocemos la historia una mujer que ve cómo un perro viejo, de aspecto cansado, se acerca casi diariamente a su patio. El can, quien era muy amigable y parecía estar bien alimentado y saludable, la siguió un día hasta adentro de su casa y se acurrucó en el piso para dormir la siesta.

Al despertar, se levantó y abandonó la casa de la mujer, solo para regresar al día siguiente a hacer lo mismo. El perro continuó regresando casi a diario a dormir la siesta, marchándose tan pronto cómo se despertaba.

Esto sucedió durante varias semanas, hasta que la mujer decidió atar una nota al collar del perro, esperando que sus propietarios la leyeran y respondieran. Ella quería descubrir por qué un perro ajeno estaba utilizando su casa como lugar de descanso durante el día.

Cuando el perro regresó con una nueva nota atada a su collar, la mujer finalmente supo la verdad.

Encontramos esta historia circulando en internet, y aunque no pudimos rastrear la fuente original, simplemente es demasiado buena como para no compartirla.

Sigue leyendo para saber qué ocurrió luego de varias semanas recibiendo la visita de este perro… quien simplemente se sentaba en el piso de su casa a dormir la siesta.

Pixabay
Pixabay

“Un perro viejo, de aspecto cansado, apareció un día en mi patio; debido a su collar y a su estómago lleno, supe que tenía un hogar en dónde seguramente cuidaban muy bien de él”.

Sugar the Golden Retriever
Sugar the Golden Retriever

“Se acercó tranquilamente hasta mí, así que acaricié suavemente su cabeza”.

“Entonces me siguió hasta dentro de mi casa, caminó lentamente hasta la sala, se acurrucó en una esquina y simplemente se quedó dormido”.

Pixabay
Pixabay

“Se despertó aproximadamente una hora después, se acercó a la puerta, y lo dejé salir”.

Sugar the Golden Retriever
Sugar the Golden Retriever

“Al día siguiente regresó, y me saludó en el patio. Caminó hasta dentro de la casa, se ubicó en el mismo lugar, y nuevamente durmió durante una hora”.

“Esto continuó ocurriendo durante varias semanas”.

Pixabay
Pixabay

“Llena de curiosidad, decidí colocar una nota en su collar:

‘Me gustaría saber quién es el propietario de este perro tan maravilloso, y preguntarle si está al tanto de que él viene casi todas las tardes a mi casa a dormir la siesta’”.

Explosion
Explosion

“Al día siguiente, y como ya era costumbre, el perro regresó a mi casa a dormir su siesta, pero noté que llevaba en su collar una nota diferente:

‘Él vive en una casa con 6 niños muy inquietos, 2 de ellos menores de 3 años, y solo está tratando de recuperar sus horas de sueño.

¿Puedo ir mañana con él?’”

Los niños que crecen rodeados de perros son muy afortunados de tener en su familia a estos seres de cuatro patas tan amorosos y protectores. Pero en ocasiones, al igual que los padres, nuestros compañeros caninos necesitan un breve descanso del caos en que puede llegar a convertirse la crianza de un niño.

Si esta adorable historia te hizo sonreír, por favor, ¡COMPARTELA con tus amigos en Facebook!

Fuente