🌎 Actualidad

Un gato hostil atacó a siete pitbulls, dejó a uno rasguñado ensangrentado!

Un gato en Victoria, Columbia Británica, decidió enfrentarse a siete pitbulls y, sorprendemente, fue el único que logró salir ileso.

Javiera Rodriguez
Javiera Rodriguez

Los perros estaban con Javiera Rodriguez y Kyla Grover, los fundadoras de Pitbulls de Victoria BC, un grupo para dueños de pitbulls que organizan caminatas semanales.

Javiera Rodriguez
Javiera Rodriguez
Kyla Grover
Kyla Grover

Entre los perros en esta caminata se encontraban Bandida, la pitbull de 3 años de Rodriguez, y Cali, el pitbull mixto de Grover.

Una de las razones por las que iniciaron el grupo fue para combatir los prejuicios contra los pitbulls, por lo que todo lo sucedido es aún más inesperado.

Kyla Grover
Kyla Grover

Pasaban cerca de un patio donde una mujer estaba arreglando su jardín cuando su gato salio de los arbustos y se lanzó hacia los perros, aferrándose al rostro de Bandida.

Javiera Rodriguez
Javiera Rodriguez

“La señora comenzó a gritar ‘¡Agarren a sus perros! ¡Agarren a sus perros!’ y nosotros respondimos ‘¡Agarre a su gato! ¡Agarre a su gato!’” comentó Rogriguez.

Eventualmente Bandida sujetó al gato presionándolo para defenderse a pesar de que le había rasguñado el rostro; ninguno de los perros respondió al ataque.

“Si mi perra hubiera querido matar a ese gato, podría haberlo hecho, pero no lo hizo. Ella solo lo mantuvo presionado para que dejara de atacarla”.

Grover intentó separar a los animales y terminó mordida y arañada en el proceso.

Kyla Grover
Kyla Grover
Kyla Grover
Kyla Grover

“Sé que si ella hubiera lastimado o matado al gato, habría sido considerada peligrosa y tendría que haberla puesto a dormir, todo por culpa de los estereotipos que existen contra su raza”, agregó Grover.

Grover alejó al gato y su dueña se lo llevó, pero la cara de Bandida estaba cubierta de sangre y arañazos.

Javiera Rodriguez
Javiera Rodriguez

“Le pregunté a la dueña ‘¿Su gato está bien?’ y ella me dijo ‘Sí, no tiene ni un rasguño’”, agregó Rodriguez.

“Eso demuestra lo agresivo que es mi pitbull”.

Rodriguez llevó a Bandida al veterinario para que le trataran las heridas y terminó con una factura de $222.

“Afortunadamente todas las heridas fueron superficiales y no hubo que suturar”, comentó. “Estoy muy agradecida de que no perdiera un ojo”.

Grover tuvo que ir al hospital donde le pusieron una vacuna antitetánica y le recetaron antibióticos.

Rodriguez regresó a la casa de la dueña del gato al día siguiente. Los dueños se disculparon y le dieron un cheque para cubrir los gastos ocasionados, pero lo que ella realmente quiere es que la ley trate a los animales agresivos con justicia.

Javiera Rodriguez
Javiera Rodriguez

Ella llamó al gobierno de la ciudad y descubrió que a pesar de que hay reglamentos para perros agresivos, no hay nada para los gatos.

“No quiero que le pase nada al gato, ni quiero que lo pongan a dormir o que los prohiban. No quiero que le pase lo mismo que a nuestros perros”, aclaró.

“Los dueños de perros agresivos tienen que poner un letrero y el perro debe estar atado todo el tiempo. No entiendo por qué no es lo mismo para los gatos”.

Desde el ataque, Bandida es menos juguetona y prefiere quedarse al lado de Rodriguez. “Ella siempre busca compañía, pero ahora necesita más atención de lo normal”.

Javiera Rodriguez
Javiera Rodriguez

Grover comenta que está consiente de lo “ridículo” que suena que un gato ataque a siete pitbulls, pero eso demuestra que los pits no son la raza agresiva que la gente cree.

“Es un buen ejemplo de lo tranquilos que son, como cualquier otra raza. Conozco muchos terrier pequeños que habrían matado al gato” agregó Grover.

“Son perros amorosos y gentiles; no están diseñados para pelear y matar como la gente cree”.

“Honestamente, todos esos prejuicios en contra de los pitbulls están errados”, aclaró Rodriguez. “Todo tiene que vercon sus dueños, cómo crían a sus perros y la relación que tienen con ellos“.

Javiera Rodriguez
Javiera Rodriguez

“La gente debe darse cuenta que los pitbulls no son malos”.

Fuente