🐶Perros 🐷Adorable 📆 Noticias

Un perro y una pequeña rana se reúnen todos los días después de la cena para hacerse compañía

Si hay un perro que no es un perro, es sin duda el protagonista de esta dulce historia. Se llama Foxtrot, es un magnífico ejemplo de Terra Nova, no es consciente de su tamaño y es un perro muy dulce y muy juguetón con los niños. Es tan cariñoso que su humana Rachel Koscelek un día descubrió que, por la noche, después de cenar, se escondía en el patio… ¡para encontrar una rana!

Rachel había notado que una noche, mientras estaban en el jardín, Foxtrot vio a una pequeña rana que caminaba plácidamente; “Foxy” se acercó al animal rápidamente y ella, temiendo que su perro pudiera lastimarla, trató de mantenerlo alejado de la rana.

Para sorpresa de Rachel, Foxy, su perro, no quiso lastimar a la rana, pero se acercó, la observó con cuidado y se tumbó a su lado, sin dejar de mirarla con ojos curiosos. ¿Era este el comienzo de una amistad imposible?

La rana, que Rachel llamó Frogo, no volvió a aparecer para tristeza de Foxy, que la estaba buscando en todas partes …

Hasta que una noche, Frogo apareció de nuevo muy cerca al perro; Foxy no podía creerlo, estaba tan feliz. La ranita se acercó a él y se acostó a su lado. A partir de ese momento, nació una amistad improbable y los dos se encuentran de 10:30 p.m. a 11:30 p.m. todas las noches.

Foxy y Frogo son una pareja verdaderamente única: ¿te imaginas una amistad entre un perro y una rana?

Los dos animales, aunque son muy diferentes entre sí, ¡parecen realmente inseparables!

imagen: Rachel Koscelek / Instagram

El encuentro entre Foxtrot y Frogo es inevitable: de 10:30 p.m. a 11:30 p.m., ¡la diversión entre ellos está garantizada!

Fuente