Una mujer le robó a su perro, y él pagó por su rehabilitación

Una mujer le robó a su perro, y él pagó por su rehabilitación

Cuando una mascota desaparece, los dueños buscan frenéticamente todos los sitios web de búsqueda, llenan las redes sociales con súplicas de ayuda y publican recompensas con la esperanza de que su bebé peludo encuentre el camino a casa. Las historias con final feliz son siempre las mejores, pero esta historia tiene un giro.

Puede ser una imagen de perro

Darla es una hermosa Shar-Pei que no solo desapareció, fue raptada afuera de su casa en Cranston, Colombia Británica. Sus secuestradores la subieron a una camioneta y se marcharon. Su humano Brayden Morton no paró de buscarla.

Morton publicó la noticia del incidente en las redes sociales. Se compartió más de 30.000 veces. Incluso ofreció una de recompensa de 5 mil dólares.

Darla había sido robada.

Llegaron muchos consejos, pero cuando Morton recibió una llamada de una mujer que sonaba claramente angustiada (podía oírla llorar de fondo) supo que había encontrado al secuestrador de perros.

En lugar de arremeter, consoló y tranquilizó a la mujer. Acordaron encontrarse en el estacionamiento de un centro comercial local. La mujer, todavía llorando, devolvió a Darla a Morton y se disculpó. No había actuado sola, pero estaba realmente arrepentida por su papel en el deli to.

Los dos perros de Morton, Darla y Louis.

Morton la miró y tuvo una epifanía. Se dio cuenta de que ella consumía dro. gas (admitió que todo el plan era un medio para conseguir dinero para comprarlas) y la razón por la que Morton lo sabía era que él mismo había pasado por esa situación alguna vez.

 

Limpio y sobrio desde mayo de 2015, el viaje personal de Morton de regreso de la adic- ción comenzó en el Centro de Tratamiento Top of the World Ranch. Después de completar con éxito el programa allí, Morton tomó un puesto de personal voluntario.

Con el tiempo, pasó a convertirse en consejero de intervención que trabaja en el campo. (En estos días, dirige Find the Right Rehab, una empresa cuyo objetivo es dar el mejor tratamiento posible a las personas que luchan por salir de esto.

Darla de cachorro.

Morton tenía el dinero de la recompensa con él cuando fue a recoger a Darla, pero en lugar de entregárselo a la mujer, Morton le dio lo que podría resultar ser una opción que cambiaría su vida: si estaba dispuesta a someterse a un tratamiento de rehabilitación, él lo pagaría.

Lo han estado hablando desde ese día, y él está esperando saber qué ha decidido ella. Incluso sabiendo por su propia experiencia que un adicto dejará de fumar solo cuando esté realmente listo, Morton tiene la esperanza de que acepte la oferta.

Puede ser una imagen de perro

Pero hay más en la historia. Mientras Morton buscaba a Darla, un informante le había dado información sobre otro posible sospechoso. Morton pudo localizar al hombre, pero se enteró de que no estaba involucrado en el secuestro de perros. Sin embargo, no tenía suerte y no tenía dónde vivir.

No hay ninguna descripción de la foto disponible.

Como acto de bondad, Morton pagó una estancia de una semana en un hotel. A partir de ahí, gracias a las redes sociales, la buena acción se disparó. Una vez que se enteraron de su generosidad, los compinches de Morton en Facebook no solo pagaron la cuenta del alquiler de otra semana, sino que le encontraron un trabajo.

Para una historia que comenzó tan mal, esta continúa desarrollándose en direcciones inesperadas y alentadoras. Para Morton, reunirse con su amado perro es realmente una bendición, pero no es lo único que le ha quitado la experiencia.

Puede ser una imagen de perro

El camino hacia la recuperación es largo y difícil, y sin una red de seguridad, la falta de vivienda puede sucederle a casi cualquier persona, sobria o no. Tener la capacidad de conectarse con personas que todavía están luchando como él y poder marcar una diferencia en sus vidas le ha dado a Morton una perspectiva única que lo ha hecho verdaderamente agradecido.

Puede ser una imagen de 2 personas, barba e interior

“Diría honestamente, más que nada… era exactamente lo que necesitaba en mi vida en ese momento. Esa gente me ayudó inmensamente. Ellos realmente me alegraron el corazón”, dijo Morton al Cranbrook Daily Townsman . “Estoy igualmente agradecido por esas dos relaciones que hice en toda esta terrible experiencia y estoy feliz de haber podido conocerlas”.

Fuente

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are makes.