Noticias

A veces es difícil ser un perro grande – otras veces es adorable!

Para todo en esa vida es necesario un término medio. No es “normal” ser muy grande ni muy pequeño. Un té es bueno, ni muy caliente, ni demasiado frío. El calor excesivo nos hace sudar demasiado y el frío nos hace congelarnos, y ni hablar de las malas temperaturas tienen para la salud. Entonces el término medio parece ser realmente ideal.

Todos nosotros en algún momento de nuestra vida ya pasamos por alguna situación en la que creemos que no nos encajábamos en aquel lugar o con ese grupo de personas. Esto forma parte de la vida, así es como descubrimos quiénes somos y qué podemos ser.

Lo mismo sucede con los grandes cachorros. En un mundo tan pequeño y ajustado a los animales domésticos de dimensiones pequeñas y medianas, los patudos un poco más grandes, en ocasiones se enfrentan a situaciones un tanto o complicadas.

Estos peludos son muy divertidos. Tal vez por ser tan grandes, ellos terminan siendo un poco torpes en todo lo que hacen y una de las cosas en que son expertos es en hacernos sonreír.

Comparta con sus amigos y familiares. ¡Seguro que van a gustar!

Fuente: Paw my Gosh