🌎 Actualidad

Vive a la puerta de una casa abandonada y no deja que se le acerquen. Pero mira lo que sucede cuando lo rescatan

Blossom es un perro callejero que pasaba los días a la puerta de una casa abandonada. A saber cuál era su historia y cómo había acabado allí. No dejaba que nadie se acercara a él, tenía pánico a los humanos, pero Erika, una de voluntaria de la asociación WOOF, estaba decidida a ganarse su confianza. Todos los días le llevaba agua y comida hasta que Blossom dejó que lo llevaran a la clínica-refugio. Su transformación es milagrosa. ¡Al final es precioso verlo sonreír!

Fuente