🎙Noticias

Zero, perdió la vida defendiendo a su familia de un tiroteo

Los perros son capaces de dar todo por su familia y eso incluye dar su propia vida. Fue así como hoy todos recordaremos a Zero, un adorable Gran Pirineo blanco que fue abatido mientras defendía a su familia de un tiroteo en su propia casa.

El hecho ocurrió cuando un joven de 17 años, identificado como Javiér Castañeda entró a casa de la familia en Texas durante la celebración de un cumpleaños al que fue invitado, aprovechando la circunstancia robo un sombrero, joyas y dinero en efectivo.

Fue entonces cuando fue sorprendido por la dueña de la casa y fue expulsado de la vivienda. Al día siguiente la mujer a casa de la familia del joven para dejarles una nota e informarle a sus padres lo que había hecho.

Por esta razón, horas más tarde el joven fue de nuevo a la casa, pero esta vez con un arma. Al comenzar el tiroteo contra todos los que estaban en la casa, lo que no esperaba es que el perro de la familia estaría ahí para proteger a los suyos.

Cuando este se disponía a disparar sobre los miembros de la familia, «Zero», se abalanzó sobre el agresor y logró morder la mano con la que sostenía la pistola, fue entonces cuando recibió un disparo. El animal detectó que sus humanos estaban en peligro y de inmediato se abalanzó sobre el criminal que no dudó en dispararle. El perrito se enfrentó al atacante mordiéndolo y en un forcejeo el canino recibió dos impactos que terminaron con su vida, pero logró salvar a su familia.

Primero comenzó a golpear a las mujeres de la casa y Zero, el perro de la familia y de raza Gran Pirineo, no dudó en abalanzarse sobre el chico y logró morderle la mano con la que sostenía la pistola.

Durante el forcejeo, Zero recibió el primer disparo en su oreja, luego el delincuente lo golpeó. Sin embargo, el perro protector volvió a lanzarse contra él y le disparó de nuevo, pero esta vez en el estómago. Laura Martinez, dueña de Zero y mamá de la casa, al ver a su perro herido corrió para protegerlo, pero como si no fuera suficiente el delincuente le dio un disparo a ella en la pierna, luego huyó de la casa.

Mientras Zero enfrentaba al delincuente, el resto de la familia logró escapar de la casa y llamar a la policía. Aunque tres de ellos resultaron heridos. «La razón por la que todas nuestras heridas están por debajo de la cintura es porque cada vez que Zero saltaba … le impedía poder apuntar», dijo la víctima.

«Honestamente, creo que si Zero no hubiera seguido saltando sobre él, yo hubiese recibido disparos más profundos», declaró Martinez. Luego de varias investigaciones, el joven se entregó a la policía local, donde deberá responder por todos los delitos.